lunes, 5 de noviembre de 2007

*Caracter-Confianza-Autoridad*




1 Creer en uno mismo y en el potencial que vive en nosotros, nos llevará a buscar la manera de exteriorizarlo.
Simples hechos y acciones que generen un cambio positivo en mí, estableciendo un patrón de actitudes ¡serán la llave a la formación de mi verdadero carácter!


2 – La práctica y la constancia desarrollan en nuestro interior una fuerza que rompe con el negativismo.
Enfrenta cada desafío con ganas y si el resultado no es el esperado, esto no es más que un resultado; el cual te permitirá revisar y corregir tu accionar.


3 – Tu carácter se basa en actitudes. La confianza se gana intentándolo, fallando quizá pero siempre exigiéndote para poder superar tus propias marcas.
Podrás fallar 10 veces, pero ¡UN LOGRO TUYO LE DA SENTIDO A LOS LATIDOS DE TU CORAZÓN!

IMPONE TU ESTILO CON ALEGRÍA. ¡¡¡ESTA ES LA VERDADERA AUTORIDAD!!!


Profesor: Géminis.


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *


   Estas son las sabias palabras de mi actual profesor de hip hop ; ) Quería compartirlas con todos ustedes ya que tal vez resuenen con tanta fuerza como resuenan en mí. Creo (de “creer” y por lo tanto “crear”) que siempre hay personitas a mi alrededor recordándome mi esencia con un simple ejemplo. Sólo necesito que sean ellas mismas para poder aprender. El resto corre por mi cuenta :)

Muchísimas gracias profe por compartir lo que lleva por dentro. 

OOOOOOOH! (¡con gesto y todo!) JAJAJAJAJAJA

Liz ; )

  .•*¨`*•✿ SE TRATA DE DIFERENTES ESTILOS, NADA MÁS ✿•*¨`*•.




P.O.I


miércoles, 22 de agosto de 2007

*El Amor Que Yo Quiero*


   Un hombre de cierta edad fue a una clínica para hacerse curar una herida en la mano. Tenía bastante prisa y, mientras lo curaba la enfermera que lo atendía le preguntó porqué. Él contestó que tenía que ir a una residencia para ancianos a desayunar con su mujer que vivía allí.
Dijo que ella llevaba algún tiempo en ése lugar, porque tenía Alzheimer muy avanzado. Mientras lo terminaban de vendar, la enfermera le preguntó si su mujer se alarmaría al ver que no llegaba.
   “No, contestó él, ella ya no sabe quién soy. Hace casi cinco años que no me reconoce.” 
Entonces, la enfermera le preguntó extrañada: “Y si ella no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas?”.
   El hombre sonrió y dándole una palmadita en la mano, dijo: “Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella”. 
   La enfermera tuvo que contener las lágrimas mientras él salía, y pensó: “Esa es la clase de amor que quiero para mi vida”.

   El verdadero amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico. Es la aceptación de todo lo que el otro es, todo lo que el otro ha sido, todo lo que el otro será y de todo lo que el otro ya no es.

*La clave está en su respuesta: “Yo todavía sé muy bien quién es ella".





(Cuento del libro "Sobrinas" de Silvia Freire)


P.O.I.



martes, 12 de junio de 2007

*Mis Nuevas Decisiones*


*CUATRO PASOS PARA DECIDIR*
30/01/2007 


  Nuestra vida nos lleva por cambios constantes y éstos exigen que tomemos decisiones. Ellas afectan nuestro presente y repercutirán en el futuro de acuerdo a la claridad con que las formulemos y de la manera en que las llevemos a cabo.

  Para ello, estos cuatro pasos nos pondrán en marcha para lograr que esos cambios nos permitan ir por algo nuevo, pero con la seguridad de que lo mejor aún esta por venir. 




Fija una meta con claridad: Establece claramente hacia donde te diriges. Escríbelo con precisión y palabras específicas, evitando la generalización y la redundancia. 

Deja a un lado las emociones: Las emociones te recordarán que no estás cómodo con este proceso de cambio y esto es natural. Tu sistema emocional no está acostumbrado a estas nuevas experiencias que estás viviendo. Por eso, reaccionará para hacerte saber que tu estabilidad, así como la has aprendido, esta bajo amenaza. Pero si vás más allá de las emociones, descubrirás que te sientes en paz y esa es la guía que te hará saber que estás en el camino correcto. 

Establece un plan: Quizá no tengas en claro, de antemano, cómo vas a llevar adelante esta decisión, pero sí es necesario que establezcas prioridades. Así, podrás evitar cualquier boicot que tu razón te indique cuando creas que “es demasiado”, “es mucho” o “es muy difícil”. 

Busca ayuda: Es importante reconocer que alguien puede ayudarte. Siempre hay una amigo dispuesto a darle luz a nuestras decisiones, aportando su experiencia o su punto de vista. Esto no significa que dejemos el poder de la decisión en manos de otra persona, pero si que tengamos un apoyo que nos recuerde nuestro propósito y nos ayude a pensarlo cada vez que sintamos duda, debilidad o que hemos perdido el camino. 

   Cada vez que tomemos una decisión, tomemos conciencia que estamos dibujando nuestra experiencia y construyendo nuestro futuro. 

   Y además, recordemos que toda decisión tiene revés, si es que no nos lleva hacia donde queremos llegar.




*Julio Bevione (www.vivirenlazona.com)



P.O.I.



viernes, 13 de abril de 2007

"Conscience"


Una de las historias más hermosas... ;)
21. Conciencia  
María Magdalena y el perfume inapreciable

   La sociedad te dice una y otra vez: «Esto está bien y eso está mal»; a eso se le llama conciencia. Es algo que se instaura, se implanta en ti, y tú lo vas repitiendo. Carece de valor, no es auténtico. Lo real es tu verdadera conciencia. No tiene respuestas preparadas respecto a lo que está bien y lo que está mal, no. Sin embargo, en cualquier situación que surja, te da luz inmediatamente: sabes qué hacer al instante.

   Jesús fue a visitar la casa de María Magdalena. María estaba muy enamorada. Vertió un perfume muy caro sobre sus pies, toda la botella. Era un perfume especial y valioso; podría haberse vendido. Judas se quejó inmediatamente diciendo: 

—Deberías prohibir a la gente que hiciera estas tonterías. El perfume se ha perdido y hay gente pobre que no tiene qué comer. Podríamos haber distribuido el dinero entre los pobres.

¿Qué dijo Jesús? Dijo:

—No te preocupes, los pobres y los hambrientos siempre van a estar ahí, pero yo me iré. Siempre puedes servirlos —no hay prisa— pero yo me iré. Mira el amor, no el perfume precioso. Mira el amor de María, su corazón.

¿Con cuál de los dos habrías estado de acuerdo? Jesús parece muy burgués y Judas tiene mucho sentido práctico. Judas habla de los pobres y Jesús simplemente dice:
—Pronto me iré, deja que su corazón haga lo que ella quiera y no te entrometas con tu filosofía.

   Normalmente tu mente estaría de acuerdo con Judas. Era un hombre muy culto, sofisticado, un pensador. Y fue el traidor: vendió a Jesús por treinta monedas de plata. Pero, cuando crucificaron a Jesús, empezó a sentirse culpable. Así suelen funcionar los hombres buenos: empezó a sentirse muy culpable, su conciencia empezó a presionarle. Y acabó suicidándose. 

   Era un hombre bueno, tenía conciencia, pero no era consciente. Esta distinción tiene que sentirse en toda su profundidad. La conciencia es algo prestado, dado por la sociedad; la consciencia es algo que tienes que conseguir por ti mismo. La sociedad te enseña lo que está bien y lo que está mal: haz esto y no hagas lo otro. Te da la moralidad, el código, las reglas del juego: ésa es tu conciencia. Por fuera, el policía, por dentro, la conciencia: así es como te controla la sociedad. 

   Judas tenía conciencia, pero Jesús era consciente. A Jesús le importaba más el amor de la mujer, María Magdalena. Era algo tan profundo que impedir que lo mostrara le habría herido; se habría quedado encojida por dentro. Verter el perfume en los pies de Jesús sólo era un gesto. Detrás de ese gesto, ella estaba diciendo: «Esto es todo lo que tengo, es lo más precioso que tengo. Verter agua sobre sus pies no sería suficiente; es demasiado barata. Me gustaría derramar mi corazón, me gustaría derramar todo mi ser...» 

   Pero Judas era un hombre de conciencia: miró al perfume y dijo: «Es caro». Estaba completamente ciego a la mujer y a su corazón. Lo material es el perfume, lo inmaterial es el amor. Pero Judas no podía ver lo inmaterial, para eso hacen falta los ojos de la consciencia.


*Zen Tarot de la Transformación* (www.osho.com)


P.O.I.


miércoles, 4 de abril de 2007

"Sí"

Ahora es que siento que puedo continuar con mi vida. Retomar en donde la dejé: MIS SUEÑOS. Mis sueños y toooda esa energía poderosa rodeándome y estallando dentro de mí; expandiéndose por todas partes. Creando sin parar. Soñando sin cesar. Creyendo sin cuestionar. Simplemente sabiendo. Simplemente sintiendo.
Ahora puedo continuar lo que alguna vez empecé. Empecé a creer y empecé a construir algo hermosísimo para mí ;)

Ahora es que reconozco y valido para mí aquello que me encendía y que no lograba comprender. Hoy sé que es mi identidad, mi naturaleza sin forma alguna conteniendo todas las formas.

Mi poder creativo está siempre presente.
Se trata de creer, nada más.


Se trata de elegir y toda mi energía, todo mi ser se vuelcan automáticamente sobre aquello en lo que esté posando mi mirada. Se trata de amar cada creación; se trata de amar incluso aquello que ya no quiero, que no me gusta: CAMBIARLO CON Y POR AMOR. Por amor a mí misma, por amor a Dios. Y mi entorno se hará eco de mis emociones. Y aquellos que me rodean reflejarán esa cálida luz deslumbrante que soy yo, que siempre he sido.
Mi inocencia es mi esencia. Mi pureza es mi naturaleza. Hoy me miro a los ojos y acepto esta verdad; la verdad de lo único que soy, la verdad de lo que Él creó.
Hoy coincido con mi corazón y dejo de cuestionar con la cabeza. Hoy acepto sin razón porque puedo amar con pasión. Sólo tenía que perdonarme... perdonar todo aquello que había juzgado en mí. Sólo tenía que dejar de identificarme con un dios limitado y dispuesto a castigar para ver claramente y por vez primera al verdadero y único Creador ;)

Sólo tenía que quitar el peso de la culpa impregnado en cada palabra, en cada frase, en cada mirada que posaba sobre cada parte de mi cuerpo, sobre cada actividad, sobre cada relación.
Sólo tenía que perdonarme; dejar de etiquetarme y de creer que ESO era yo. Dejar de mentirme de una vez por todas.

SÓLO LO REAL EXISTE.

Sólo tenía que empezar a elegir LO MEJOR; a elegirlo sin elegir porque en realidad no hay más de una opción. Sólo tenía que aceptar que LO VERDADERO es lo ÚNICO que me corresponde, que me pertenece: MI VERDADERA HERENCIA CELESTIAL.

Sólo tenía que dejar de jugar un juego ajeno, nada más. Sólo tenía que llevarme a disfrutar de mi propio parque de diversiones. Sólo tenía que tomar Su mano y echarme a volar.
Sólo tenía que perdonar... ;)

martes, 3 de abril de 2007

*Así Es*

Una mujer salió de su casa
y vio a tres viejos de largas barbas
sentados frente a su jardín.
Ella no los conocía y les dijo:


- No creo conocerlos, pero deben tener hambre.
Por favor entren a mi casa para que coman algo.

Ellos preguntaron:
- ¿Está el hombre de la casa?
- No, respondió ella, no está.
- Entonces no podemos entrar,
dijeron ellos.


Al atardecer, cuando el marido llegó, ella le contó lo sucedido.
- ¡Entonces diles que ya llegué e invítalos a pasar!


La mujer salió a invitar a los hombres a pasar a su casa.
- No podemos entrar a una casa los tres juntos,
explicaron los viejitos.
- ¿Por qué? quiso saber ella.


Uno de los hombres apuntó hacia otro de sus amigos y explicó:
- Su nombre es Riqueza.

Luego indicó hacia el otro:
- Su nombre es Éxito y yo me llamo Amor.
Ahora ve adentro y decidan con tu marido
a cuál de nosotros tres ustedes desean invitar a vuestra casa.

La mujer entró a su casa
y le contó a su marido lo que ellos le dijeron.

El hombre se puso feliz:
- ¡Qué bueno! Y ya que así es el asunto,
entonces invitemos a Riqueza,
dejemos que entre y llene nuestra casa de riqueza.

Su esposa no estuvo de acuerdo:
- Querido, ¿por qué no invitamos a Éxito?

La hija del matrimonio estaba escuchando
desde la otra esquina de la casa
y vino corriendo con una idea:


- ¿No sería mejor invitar a Amor?
Nuestro hogar entonces estaría lleno de amor.

- Hagamos caso del consejo de nuestra hija,
dijo el esposo a su mujer.
- Ve afuera e invita a Amor a que sea nuestro huesped.


La esposa salió afuera y les preguntó a los tres viejos:

- ¿Cuál de ustedes es Amor?
Por favor que venga para que sea nuestro invitado.

Amor se puso de pie y comenzó a caminar hacia la casa.
Los otros dos también se levantaron y lo siguieron.
Sorprendida, la dama les preguntó a Riqueza y Éxito:


- Yo sólo invité a Amor, ¿por qué ustedes también vienen?


Los viejos respondieron juntos:
- Si hubieras invitado a Riqueza o Éxito,
los otros dos habrían permanecido afuera,
pero ya que invitaste a Amor,
donde sea que él vaya,
nosotros vamos con él.




✿•*¨`*•.¸Donde quiera que hay amor, hay también riqueza y éxito.¸.•´*¨`*•✿



P.O.I.


lunes, 2 de abril de 2007

*El Cuento Del Burro*


   "Un día, el burro de un granjero cayó a un pozo. El animal estuvo horas y horas rebuznando lastimeramente, mientras el hombre cavilaba sobre qué hacer. Por fin decidió que el animal era viejo, y que de todas maneras había de cegar el pozo; no valía la pena sacarlo de allí.
   De manera que llamó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Todos tomaron sus palas y empezaron a tirar tierra al pozo. Cuando el burro se dio cuenta de lo que estaban haciendo, empezó a dar unos chillidos horribles. Y luego, ante el asombro general, se calmó. Unas cuantas paladas más tarde, el granjero miró al fondo del pozo. Y se quedó asombrado por lo que estaba viendo. El burro se sacudía la tierra del lomo y subía por el pozo sobre el montón creciente.
   Los vecinos del granjero siguieron echando tierra sobre el animal, y cada vez se la sacudía y subía otro poco. En poco tiempo, el burro llegó al brocal, salió del pozo y se fue trotando tan feliz".




*La vida te tira tierra encima... todos los tipos de tierra.
El truco para salir del pozo es sacudírsela de encima y subir un paso.
Cada uno de nuestros problemas es un escalón.
Podemos salir de los pozos más hondos si no nos detenemos,
si no nos rendimos nunca. Sacudite y subí otro poco :)


P.O.I.



viernes, 30 de marzo de 2007

*Creativity*


3. Creatividad    

  La creatividad es la cualidad que pones en la actividad que estás haciendo. Es una actitud, un enfoque interior: cómo ves las cosas... No todo el mundo puede ser un pintor, tampoco hay necesidad. Si todo el mundo se convirtiera en pintor, el mundo sería muy feo; sería difícil vivir. No todo el mundo puede ser un bailarín; tampoco hay necesidad. Sin embargo todo el mundo puede ser creativo. 
   Hagas lo que hagas, si lo haces gozosamente, si lo haces amorosamente, si el acto de hacerlo no es puramente económico, entonces es creativo. Si, debido a eso algo crece en tu interior, si te produce crecimiento, es espiritual, es creativo es divino. Te vuelves más divino a medida que te vuelves más creativo.

   Todas las religiones del mundo han dicho que Dios es el creador. No sé si él es el creador o no; sin embargo sé una cosa: cuando más creativo te vuelvas, más divino te volverás. Cuando tu creatividad llega a un clímax, cuando toda tu vida se vuelve creativa, vives en Dios. Así que, él debe ser el creador, porque la gente que ha sido creativa ha estado muy cerca de él. Ama lo que hagas. ¡Sé meditativo mientras lo haces, sea lo que sea!


Osho A Sudden Clash Of Thunder Chapter 4

Comentario:

   Desde la alquimia del fuego y el agua, en la parte baja hasta la divina luz que entra desde arriba, la figura de esta carta está literalmente "poseída" por la fuerza creativa. Realmente, la experiencia de la creatividad es una entrada hacia lo misterioso. Técnica, experiencia y conocimiento simplemente son herramientas; la clave está en abandonarse a la energía que alimenta el nacimiento de todas las cosas. Esta energía no tiene forma ni estructura y aún así todas las formas y estructuras surgen de ella. 

   No importa qué aspecto particular tome tu creatividad; puede consistir en pintar o cantar, en hacer un jardín o preparar una comida. El verdadero asunto consiste en estar abierto a lo que quiere ser expresado a través de ti. Recuerda que no poseemos nuestras creaciones; no nos pertenecen. La verdadera creatividad surge de la unión con lo divino con lo místico y lo desconocido. Entonces son ambas cosas un gozo para el creador y una bendición para los demás.



*Zen Tarot* (www.osho.com)


P.O.I.



jueves, 22 de marzo de 2007

*Sex*

55. Sexo
El círculo de Mahamudra

   El sexo contiene grandes secretos y el primero de ellos es —si meditas lo verás— que la alegría se produce porque el sexo desaparece. Y cuando estás en ese momento de alegría, el tiempo también desaparece —si meditas sobre ello—, la mente también desaparece. Y estas son las cualidades de la meditación. Mi propia observación es que el primer vislumbre de la meditación en el mundo debe haber ocurrido a través del sexo; no hay otro modo. La meditación debe haber entrado en la vida a través del sexo, porque es el fenómeno más meditativo... si lo entiendes, si entras profundamente en él, si no lo usas como una droga. Entonces, poco a poco, a medida que crece la comprensión, que disminuye el anhelo, llega un día de libertad en el que el sexo ya no te persigue. Entonces uno está tranquilo, silencioso, es totalmente él mismo. La necesidad del otro ha desaparecido. Uno puede seguir haciendo el amor si así lo elige, pero no lo necesita. Entonces será una forma de compartir.

   Cuando dos amantes están un profundo orgasmo sexual, se funden mutuamente; entonces la mujer ya no es la mujer, el hombre ya no es el hombre. Son como el círculo de yin y yang, contactando uno con otro, encontrándose en el otro, fundiéndose, sus identidades quedan olvidadas. Por eso el amor es tan hermoso. Este estado se llama mudra; este estado de profundo orgasmo se llama mudra. Y el estado final de orgasmo con la totalidad se llama Mahamudra, el gran orgasmo.

   Orgasmo es un estado en el que dejas de sentir tu cuerpo como materia; vibra como energía, electricidad. Vibra tan profundamente, desde la base misma, que olvidas completamente que es algo material. Se convierte en un fenómeno eléctrico, y es un fenómeno eléctrico. Ahora los físicos dicen que no hay materia, que la materia sólo es apariencia; en el fondo, lo que existe es electricidad, no materia. En el orgasmo, llegas a esa capa más profunda de tu cuerpo donde la materia deja de existir, sólo hay olas de energía; te conviertes en energía danzante, vibrante. Ya no sientes los límites, son pulsantes, ya no son sustanciales. Y tu amada también pulsa.

   Y poco a poco, si las dos personas se aman y se rinden una a la otra, se rinden a ese momento de pulsación, de vibración, de ser energía, y no tienen miedo... Porque cuando tu cuerpo pierde los límites es como la muerte, el cuerpo se convierte en algo vaporoso, el cuerpo evapora la sustancialidad y sólo queda la energía, un ritmo sutil, pero tú te sientes como si no fueras. Uno sólo puede entrar en ello con profundo amor.

   El amor es como la muerte: mueres en lo relativo a tu imagen, mueres al pensamiento de que eres un cuerpo; mueres como cuerpo y evolucionas como energía, energía vital. Y cuando los esposos, o los amantes o compañeros, comienzan a vibrar siguiendo un ritmo, los latidos de sus corazones y sus cuerpos se juntan, se produce una armonía: entonces ocurre el orgasmo y dejan de ser dos. Este es el símbolo del yin y del yang: el yin entra en el yang, el yang entra en el yin; el hombre entra en la mujer, la mujer entra en el hombre. Ahora son un círculo y vibran al mismo tiempo, pulsan juntos. Sus corazones ya no están separados, sus latidos ya no están separados; se han convertido en una melodía, en una armonía.

   Es la mejor música posible; todas las demás músicas sólo son nimiedades, sombras, comparadas con ésta. Esta vibración de dos como uno es el orgasmo. Cuando esto mismo ocurre, no con otra persona, sino con toda la existencia, entonces es Mahamudra, entonces es el gran orgasmo.


Zen Tarot de la Transformación (www.osho.com)

P.O.I.



lunes, 19 de marzo de 2007

*Prayer*


23. Plegaria
El amor y la ley de Moisés

   Permite que tus gestos sean vivos, espontáneos. Deja que sea tu conciencia la que decida sobre tu estilo de vida, tu pauta de vida. No permitas que nadie más lo decida. Eso es un pecado, permitir que lo decidan otros. ¿Por qué es un pecado?, porque nunca estarás en ello. Será algo superficial, será algo hipócrita. No preguntes a nadie cómo has de orar. Deja que el momento decida, deja que ese momento sea decisivo y la verdad del momento será tu oración. Y una vez que decidas que la verdad del momento te posea, empezarás a crecer y conocerás la tremenda belleza de la oración. Has entrado en el camino.

Una historia famosa sobre Moisés:
Iba paseando por el bosque y vio a un hombre rezar. El hombre estaba diciendo unas cosas tan absurdas que Moisés tuvo que pararse. Lo que el hombre decía era profano, sacrílego. Decía:

«Dios, a veces te debes sentir muy solo; yo puedo venir y estar a tu lado como una sombra. ¿Por qué sentirte solo si yo te hago compañía? Y además no soy un inútil: te daré un buen baño y te quitaré las pulgas del pelo y del cuerpo...»

¡¿Pulgas?! Moisés no podía creérselo: ¿Qué está diciendo este hombre?


«Y cocinaré para ti; mis guisos gustan a todo el mundo. Y te haré la cama y te lavaré la ropa. Cuando estés enfermo te cuidaré. Seré tu madre, tu esposa, un sirviente, un esclavo; puedo ser todo tipo de cosas. Basta con que me des una señal para que sepa que puedo venir...»

Moisés le hizo detenerse y dijo:
—¿Qué haces? ¿A quién hablas? ¿Pulgas en el pelo de Dios? ¿Que Él necesita un baño? ¡Basta de tonterías! Esto no es oración. Dios se sentirá ofendido por ti.

El hombre cayó a los pies de Moisés y dijo:
—Lo siento. Soy un hombre iletrado e ignorante. No sé rezar. ¡Por favor, enséñame!

Así, Moisés le enseñó el modo correcto de rezar y se sentía muy feliz porque había puesto a un hombre en el camino justo.
Feliz y con el ego un poco hinchado, Moisés se alejó. Y cuando estaba solo en el bosque, oyó una voz de trueno procedente del cielo que le decía:

«Moisés, te he enviado al mundo para que acerques a la gente a mí, para que hagas de puente, no para que alejes de mí a mis amantes. Y eso es exactamente lo que has hecho. Ese hombre era uno de los más cercanos. Vuelve y pídele perdón. ¡Retira tu plegaria! Has destruido toda la belleza de su diálogo. Él es sincero, es amoroso. Su amor es verdadero. Lo que decía, lo decía desde el corazón, no era un ritual. Ahora bien, lo que tú le has dado sólo es un ritual. Lo repetirá, pero sólo estará en sus labios; no será algo que salga de su ser».


Zen de la Transformación (www.osho.com)


P.O.I.


domingo, 4 de marzo de 2007

*Recognition*

11. Reconocimiento 
El maestro, el jardinero y el invitado


El anhelo de la mente es ser extraordinaria. El ego tiene hambre y sed de reconocimiento. Algunos alcanzan ese sueño a través de las riquezas, otros a través del poder, de la política; otros realizan el sueño por medio de milagros, de juego malabares, pero el sueño permanece: «No puede soportar no ser nadie». Y eso es un milagro; cuando aceptas que no eres nadie, cuando eres tan ordinario como todo lo que te rodea, cuando no pides reconocimiento, cuando puedes existir como si no existieras. El milagro es estar ausente.

Esta historia es preciosa, una de las más hermosas anécdotas zen, y Bankei es un Maestro genial. Pero Bankei era un hombre ordinario.

   En una ocasión Bankei estaba trabajando en su jardín. Llegó un buscador, un hombre que buscaba un Maestro, y preguntó a Bankei: —Jardinero, ¿dónde está el maestro?

Bankei se rió y dijo: —Espera. Atraviesa esa puerta y dentro encontrarás al Maestro.

El hombre dio la vuelta y entró. Vio a Bankei sentado en un trono, era el mismo hombre que había visto fuera, el jardinero. El buscador preguntó: —¿Estás tomándome el pelo? Baja de ese trono. Lo que haces es sacrílego, ¿es que no tienes respeto por tu Maestro?

Bankei bajó, se sentó en el suelo y dijo: —Bueno, ahora lo tienes difícil. No vas a encontrar a ningún maestro por aquí... porque yo soy el Maestro.

Al hombre le resultaba difícil ver que un gran Maestro pudiera trabajar en el jardín, que pudiera ser ordinario. Se fue. No pudo creer que aquel hombre fuera el Maestro; perdió su oportunidad.

   Todo el mundo teme no ser nadie. Sólo unas cuantas personas curiosas y extraordinarias no tienen miedo de no ser nadie, como Gautama Buda o Bankei. Un nadie no es fenómeno ordinario; es una de las mayores experiencias de la vida: eres y al mismo tiempo no eres. Eres pura existencia sin nombre, sin dirección, sin límites... ni pecador ni santo, ni inferior ni superior, sólo silencio.

   La gente tiene miedo porque su personalidad desaparece ante una persona así; su nombre, su fama, su respetabilidad, todo desaparece; de ahí viene el miedo. Pero la muerte se va a llevar todas esas cosas de cualquier modo. Los sabios permiten que todo eso caiga por sí mismo. Entonces a la muerte no le queda nada que llevarse. El miedo desaparece porque la muerte no puede venir a ti; no tienes nada para ella. La muerte no puede matar a quien no es nadie. 

   Cuando sientes que no eres nadie, te vuelves inmortal. El nirvana es esa experiencia de la nada, el silencio absoluto sin alteraciones, sin ego, sin personalidad, sin hipocresía; sólo silencio... y los insectos cantando por la noche. 

   De algún modo estás aquí, y, sin embargo, no eres. 

   Estás aquí por tu vieja asociación con el cuerpo, pero si miras dentro no eres. Y esa comprensión, donde hay puro silencio y puro ser, es tu realidad, que la muerte no puede destruir. Ésta es tu eternidad, es tu inmortalidad.

   No hay nada que temer. No hay nada que perder. Si piensas que vas a perder algo —tu nombre, tu respetabilidad, tu fama— has de saber que no valen nada. Son juguetes infantiles, no son aptos para personas maduras. Y ya es hora de que madures, de que simplemente seas.

   Tú 'ser alguien' es muy pequeño. Cuanto más eres alguien, más pequeño eres; cuanto dejas de ser alguien, más grande eres. Sé absolutamente nadie y serás uno con la existencia misma.


*Zen Tarot de la Transformación* (www.osho.com)


P.O.I.


jueves, 1 de marzo de 2007

*Un Secreto*


Alguien me dijo:

Bajá a la Tierra y creá tu propio sueño.
Podés vivir tus propias experiencias,
bajo tus propias reglas.
Andá y cuando vuelvas contame lo aprendido.

Hacé lo que quieras; creá lo que quieras;
Viví tus propios sueños; hacélos realidad.
Materializate y aprendé de esa escuela
Para volver y entender tu inmortalidad.

Todo lo que se deba comprender
Surgirá de las lecciones que allí aprendas.
Necesitás pasar por todo eso.

Tenés millones de oportunidades de hacer y deshacer;
De armar y arrepentirte y volver a empezar;
De amar y ser amada;
De encontrar tus propias alas.

Y cuando vuelvas,
después de haber jugado en todas esas vidas;
Después de haberte vestido con todos esos personajes
Me deleitarás con tus aventuras.
Y nos reiremos tanto de esas locuras,
De las ironías, de los miedos.
Conversaremos acerca de los obstáculos,
De los procesos y los resultados.

Todo será tan efímero y tan gracioso.
Tal vez lo extrañes mínimamente
Porque a esa escuela ya no se vuelve;
Lo cual es bueno,
Me has encontrado.

Liz ;)


P.O.I.


*Más Allá De Todo*

Hoy deseo compartir con todos un artículo de nuestro gran amigo Osho jajaja ¡Qué lo disfruten! :)


"¿Es posible celebrar la tristeza?"

   No te identifiques con la tristeza. Transfórmate en su testigo y disfruta del momento de tristeza, porque la tristeza tiene su propia belleza. Nunca te has fijado en ello. Te identificas tanto, que nunca penetras en la belleza de un momento triste. Si te fijas, te sorprenderás de los tesoros que te has estado perdiendo. Fíjate: cuando eres feliz nunca eres tan profundo como cuando estás triste. La tristeza tiene profundidad; la felicidad tiene algo de superficial. Observa a la gente feliz.

   Los que pretenden ser felices—los playboys y playgirls que encontrarás en los clubs, en los hoteles, en los teatros—siempre están sonriendo y burbujean felicidad. Los encontrarás insípidos, superficiales. No tienen ninguna profundidad. La felicidad es como las olas, solamente superficial; vives una vida trivial. Pero la tristeza tiene algo de profundo. Cuando estás triste no es como las olas en la superficie, es como la profundidad misma del Océano Pacífico; millas y millas.

   Sumérgete en su profundidad, obsérvala. La felicidad es ruidosa; la tristeza tiene un cierto silencio. La felicidad puede ser como el día, la tristeza es como la noche. La felicidad puede ser como la luz, la tristeza es como la oscuridad. La luz va y viene; la oscuridad permanece, es eterna. La luz se presenta a veces; la oscuridad está siempre ahí. Si penetras en la tristeza sentirás todas estas cosas. De pronto te darás cuenta que la tristeza está ahí como un objeto, tú la estás observando, eres testigo de ella, y repentinamente empiezas a sentirte feliz. ¡ Qué bella es la tristeza!

   Una flor de la oscuridad, una flor de eterna profundidad. Como un abismo sin fondo, tan silenciosa, tan musical; no hay ruido en absoluto, ninguna perturbación. Uno puede ir cayendo en ella incesantemente y uno puede salir de ella absolutamente rejuvenecido. Es un descanso.




   Depende de la actitud. Cuando te entristeces piensas que te ha sucedido algo malo. El que algo malo te ha ocurrido es sólo una interpretación y entonces tratas de escapar. Nunca meditas sobre ello. Luego quieres ir a ver a alguien; a una fiesta, al club, o enciendes la televisión o la radio, o empiezas a leer el periódico; haces algo para poder olvidar. Esta— que la tristeza es algo malo—es una actitud errónea que te ha sido transmitida: No hay nada malo en ella. Es otro polo de la vida.

   La felicidad es un polo, la tristeza es el otro. La dicha suprema es un polo, la infelicidad es el otro. La vida es ambos. Una vida de pura dicha tendrá extensión, pero no tendrá profundidad. Una vida de pura tristeza tendrá profundidad, pero no tendrá extensión. Una vida de ambas, tristeza y felicidad, es multidimensional; se mueve en todas las direcciones conjuntamente. Fíjate en la estatua de Buda o, a veces, mira mis ojos y encontrarás ambas; encontrarás una felicidad que contiene también tristeza, una paz y también una tristeza. Porque esa tristeza le da profundidad. Observa la estatua de Buda: dichoso, sin embargo triste. La propia palabra "triste" te da connotaciones equivocadas de que algo está mal. Esa es tú interpretación.

   Para mí, la vida es buena en su totalidad . Y cuando entiendes la vida en su totalidad, sólo entonces puedes celebrarla; de otro modo no. Celebración significa: cualquier cosa que suceda no importa, la celebraré. La celebración no está condicionada a ciertas cosas: "Cuando sea feliz lo celebraré" o "Cuando esté triste no lo celebraré". La celebración es incondicional; celebro la vida. Si trae infelicidad, bien, lo celebro. Si trae felicidad, bien, lo celebro. La celebración es mi actitud, independientemente de lo que la vida traiga.

   Pero cada vez que utilizo las palabras, surge un problema. Esas palabras tienen connotaciones en tu mente. Cuando digo "celebra", tú piensas que uno tiene que estar feliz. ¿Cómo puede uno celebrar cuando está triste? No estoy diciendo que uno tenga que estar feliz para celebrar. La celebración es gratitud por cualquier cosa que la vida te dé, cualquier cosa que Dios te dé. Celebración es una gratitud, es estar lleno de agradecimiento. Os lo he contado y os lo contaré otra vez...


   Un místico sufí, muy pobre, marginado, hambriento y cansado de viajar llegó a un pueblo por la noche y nadie le aceptó. Era un pueblo de gente muy ortodoxa y cuando hay musulmanes ortodoxos es muy difícil persuadirles. Ni siquiera querían alojarlo en el pueblo. La noche era fría y estaba hambriento, agotado, temblando, sin suficiente ropa. Estaba sentado en las afueras del pueblo, bajo un árbol. Sus discípulos estaban sentados allí muy deprimidos, muy tristes e incluso enojados.
     Y entonces empezó a rezar diciendo a Dios: "¡Eres maravilloso! Siempre me das todo lo que necesito". Esto fue demasiado. Un discípulo le dijo: "Espera, ahora estás yendo demasiado lejos, especialmente esta noche. Estas palabras son falsas. Estamos hambrientos, cansados, sin abrigo y nos espera una fría noche. Hay animales salvajes por todos lados, hemos sido rechazados por la gente del pueblo, estamos sin refugio. ¿Por qué le estás dando gracias a Dios? ¿Qué quieres decir cuando dices: "Siempre me has dado lo que necesito"?
    El místico dijo: "Sí, y lo repito otra vez: Dios me da todo lo que necesito. Esta noche necesito pobreza, esta noche necesito ser rechazado, esta noche necesito tener hambre, estar en peligro. De otra manera ¿por qué me estaría dando? Debe de ser que lo necesito. Es lo que necesito y tengo que estar agradecido. ¡El cuida tan bien de mis necesidades! ¡Es realmente maravilloso!"



   Esta es una actitud que no depende de la situación. La situación no es importante. Celebra, ante cualquier suceso. Si estás triste, celebra por estar triste. Haz la prueba. Haz solamente la prueba y te sorprenderás; sucede. ¿Estás triste? Empieza a bailar, porque la tristeza es muy bella, ¡Silenciosa flor del ser! Baila, disfruta, y de pronto sentirás que la tristeza está desapareciendo; se crea una distancia. Poco a poco olvidarás la tristeza y estarás celebrando. Habrás transformado tu energía.

   Esto es alquimia: transformar los metales comunes en el oro más puro. La tristeza, la ira, los celos; metales bajos que pueden ser transformados en oro porque están constituidos por los mismos elementos que el oro. No hay diferencia entre el oro y el hierro, porque tienen los mismos elementos, los mismos electrones. ¿Has pensado alguna vez que un trozo de carbón y el más preciado de los brillantes del mundo son la misma cosa? No hay ninguna diferencia. En efecto, el carbón comprimido por la tierra durante millones de años se convierte en diamante. Sólo una diferencia de presión, pero ambos son carbón, ambos están constituidos por los mismos elementos.

Lo más bajo puede ser transformado en lo más alto. A lo bajo no le falta nada.

   Sólo se necesita una redistribución, una recomposición. La alquimia no es más que esto. Cuando estés triste, celebra y le estarás dando una nueva composición a la tristeza. Le estás aportando algo que la transformará. Le estás aportando celebración. ¿Está enojado? Entrégate a una hermosa danza. Al principio el baile será agresivo, violento. Poco a poco, se hará más suave y más suave y más suave; entonces de pronto, te habrás olvidado del enojo. La energía habrá cambiado, se habrá convertido en danza.

   Pero cuando estás enojado, no eres capaz de pensar en bailar. Cuando estás triste no eres capaz de pensar en cantar. ¿Por qué no hacer de tu tristeza una canción? Canta, toca tu flauta. Al principio las notas serán tristes, pero no hay nada malo en una nota triste. ¿Has oído? A veces, en la tarde, cuando todo está caliente, todo quema, cuando todo es fuego a tu alrededor, de pronto, desde un huerto de mangos, puedes oír un pajarito que empieza a cantar. Al principio la nota es triste. Está llamando a su amada, a su amor, en una tarde muy calurosa. Todo es fuego alrededor, está ansioso de amor. Una nota muy triste, pero bella. Poco a poco, la nota triste se convierte en una nota alegre. La amante empieza a responderle desde otro bosquecillo. Ahora ya no es una tarde calurosa; todo se refresca en el corazón. Ahora la nota es diferente. Cuando la amante responde, todo ha cambiado. Es un cambio alquímico.

   ¿Estás triste? Empieza a cantar, a rezar, a bailar. Lo que puedas hacer, hazlo, y poco a poco, el metal más bajo se transformará en el más alto, en oro. Una vez que conozcas la llave, tu vida no volverá a ser nunca la misma. Podrás abrir cualquier puerta. Y ésta es la llave maestra: celebrarlo todo.




P.O.I.


martes, 27 de febrero de 2007

*Un Sólo Dios*

"Keep On Singin' My Song"

I woke up this morning with a smile on my face
And nobody's gonna bring me down today
Been feeling like nothing's been going my way lately
But I decided right here, an' now,
that my outlook's gonna change
That's why I'm gonna
Say goodbye to all the tears I've cried
Everytime somebody hurt my pride
Feelin' like they won't let me live life
Take the time to look at what is mine

I see every blessing so clearly
And I thank God for what I got from above

Chorus:
I believe they can take anything from me
But they can't succeed in taking my inner peace from me
They can say all they wanna say about me
But I'm gonna carry on (Carry on)
I'mma keep on (keep on) singin' my song

(La, la, la, etc.)

I never wanna dwell on the pain again
There's no use in relivin' how I hurt back then
Rememberin' too well the hell I felt when I was runnin' out of faith
Every step I'm 'bout to take moves towards a better day

Cause I'm about to
Say farewell to every single lie
And all the fears I've held too long inside
Everytime I felt I couldn't try
All the negativity and strife

For too long, I've been strugglin', couldn't go on
But now I've found I'm feelin' strong and I'm moving on

Every time I tried to be what they wanted from me
It never came naturally, so I ended up in misery
Was unable to see all the good around me
Wasted so much energy on what they thought of me
Than simply just remembering to breathe

I'm humanly unable to please everyone at the same time
So now I find my peace of mind living one day at a time

In the end I answer to one god
Comes down to one love till I get to heaven above

I have made the decision
Never to give in
Till the I day I die no matter what
Im gonna carry on, I'mma keep on singin' my song

*X-tina Aguilera * ("Stripped"_2003)
* * *
"Seguir Haciendo Lo Mío"

Desperté esta mañana con una sonrisa en el rostro
Y nadie me va a derribar hoy
Siento que nada ha estado saliendo a mi manera últimamente
Pero he decidido aquí y ahora
Que mi perspectiva va a cambiar
Es por eso que voy a decir adiós
A todas las lágrimas que he llorado
Cada vez que alguien hería mi orgullo
Sentía que no me dejaban vivir mi vida
Me tomaré el tiempo para mirar lo que es mío

Veo cada bendición tan claramente
Y agradezco a Dios lo que me llegó del Cielo


Coro:
Creo que pueden sacarme lo que quieran
Pero no lograrán quitarme mi paz interior
Pueden decir lo que quieran de mí
Pero voy a continuar (continuar)
Voy a seguir haciendo lo mío.

Nunca más quiero volver a hacer hincapié en mi dolor
Es inútil revivir cuánto me lastimó por entonces
Recuerdo perfectamente el infierno que sentí
cuando se me agotaba la fe
Cada paso que dé será hacia un día mejor

Porque estoy por despedirme de cada mentira
Y de todos los miedos que albergué tanto tiempo en mi interior
Cada vez que sentía que no podía
Toda la negatividad y la lucha

Durante demasiado tiempo, he estado peleando, no podía seguir
Pero ahora me descubro fuerte y avanzo

Cada vez que traté de ser quien ellos querían
Nunca fue algo natural, así que terminaba sintiéndome infeliz
No podía ver todo lo bueno que me rodeaba
Desperdiciaba tanta energía en lo que pensaban de mí
En vez de simplemente respirar

Me es humanamente imposible complacer a todos al mismo tiempo
Así que ahora encuentro mi tranquilidad viviendo un día a la vez

Al final, respondo frente a un único dios
Todo se resume en un único amor hasta que llegue al Cielo
He tomado una decisión
Nunca me rendiré hasta el día en que muera,
sin importar lo que pase
voy a continuar (continuar)
Voy a seguir haciendo lo mío.



P.O.I.

lunes, 26 de febrero de 2007

*Casi Real*

"ILUSIÓN"


Hacíamos de cuenta que había barreras
para no hacernos cargo del verdadero amor.
¿Quién sabe qué tan lejos nos llevaría?
Tan fuera de nosotros perderíamos el control.

Simulábamos un sin fin de paredes;
un conflicto tras otro era nuestra elección.
Creábamos obstáculos para distraernos
y ocuparnos a pleno del dolor.

La ilusión nos restaba energía;
razón suficiente para no luchar;
para no considerar ni por un segundo
la posibilidad de que esto pudiera cambiar.

Imaginábamos que había barreras.
Sostenía excusas entre vos y yo.
Sembraba un jardín de justificaciones
para no hacerme cargo del perdón.

Solíamos dibujar miles de barreras;
yo las dibujaba entre vos y yo.
Nuestras miradas rara vez se reconocían
y cuando lo hacían se escondían
como si hubiese sido un error.

Hacíamos de cuenta que había barreras.
Jugábamos a escondernos de nuestra belleza.
Y hoy me encuentro frente a vos y a mí misma
dispuesta a hacerme cargo de mi grandeza.


Liz ;)


P.O.I.

sábado, 24 de febrero de 2007

* Challenge *


48. Desafío

La parábola del granjero y el trigo

Desgracia sólo significa que las cosas no encajan con tus deseos; y las cosas nunca encajan con tus deseos, no pueden hacerlo. Las cosas simplemente siguen su naturaleza. Lao Tsé llama a esta naturaleza el Tao. Buda llama a esta naturaleza el Dhamma. Mahavir definió la religión como «la naturaleza de las cosas». No se puede hacer nada: el fuego es caliente y el agua fresca. El hombre sabio es el que se relaja con la naturaleza de las cosas; él sigue la naturaleza de las cosas. Y cuando sigues la naturaleza de las cosas, no lanzas ninguna sombra. No hay desgracia. Entonces, incluso la tristeza es luminosa, incluso la tristeza tiene su belleza. No es que la tristeza no se vaya a presentar; se presentará, pero no será tu enemiga. Serás amigo suyo porque verás su necesidad. Podrás ver su gracia, podrás ver por qué está ahí y por qué es necesaria.

He oído una antigua parábola; debe ser muy antigua porque por aquellos tiempos Dios vivía en la tierra. Un día se le acercó un hombre, un viejo granjero, y dijo:

—Mira, puede que seas Dios y que hayas creado el mundo, pero tengo que decirte una cosa: no eres un granjero. No conoces ni el ABC de llevar una granja. Tienes algo que aprender.


—¿Qué me aconsejas? —dijo Dios.

—Dame un año de tiempo y durante ese periodo deja que haga las cosas a mi manera para ver qué pasa. ¡La pobreza será barrida de la faz de la tierra!

Dios aceptó: concedió un año al granjero. Naturalmente éste pidió las mejores condiciones: nada de tormentas ni vientos fuertes, ningún peligro para la cosecha. Todo era cómodo, agradable, y él se sentía muy feliz. ¡El trigo crecía tanto! Cuando quería sol, tenía sol; cuando quería lluvia, tenía lluvia, toda la que quería. Aquel año todo era correcto, matemáticamente correcto. Pero cuando se cosechó, no había nada dentro del trigo.

El granjero estaba sorprendido. Y preguntó a Dios:

—¿Qué ha pasado? ¿Qué ha fallado?


—Como no había desafíos —dijo Dios—, como no había conflicto ni fricción, como evitaste todo lo malo, el trigo permaneció impotente. Es imprescindible luchar un poco. Las tormentas son necesarias, los rayos y truenos son necesarios. Ellos agitan el alma dentro del trigo.
Esta parábola es de inmenso valor. Si sólo eres feliz y feliz y feliz, la felicidad perderá todo su sentido. Será como si alguien escribiera con tiza blanca en una pared blanca. Nadie será capaz de leerlo. Tienes que escribir en una pizarra negra, entonces se puede leer.

La noche es tan necesaria como el día. Y los días de tristeza son tan esenciales como los días alegres. A esto es a lo que yo llamo comprensión. Una vez que lo entiendes, te relajas; y en esa relajación está la rendición. Dices: «Que se haga tu voluntad». Dices: «Haz lo que te parezca correcto. Si hoy hacen falta nubes, dame nubes. No me escuches, mi comprensión es limitada. ¿Qué sé yo de la vida y sus secretos? ¡No me escuches! Sigue haciendo tu voluntad». Y, poco a poco, cuanto más veas el ritmo de la vida, el ritmo de la dualidad, el ritmo de la polaridad, dejas de preguntar, dejas de elegir.

Éste es el secreto. Vive con este secreto y ve su belleza. Vive con este secreto y de repente te quedarás sorprendido: ¡Qué grandes son las bendiciones de la vida! ¡Cuánto se te está dando a cada momento!



Zen Tarot de la Transformación
(www.osho.com)


P.O.I.


martes, 20 de febrero de 2007

*Dropping The Past*


51. Dejando Ir el Pasado

Deja a los muertos enterrar a los muertos

Reúne coraje; el viaje ya ha empezado. Aunque volvieras ya no volverías a encontrar la misma orilla. Aunque volvieras, los viejos juguetes ya no serían de ninguna utilidad; has acabado con ellos, sabes que eran juguetes. Ahora tienes que encontrar lo real, tienes que investigarlo. Y tampoco está tan lejos; está dentro de ti.

Un hombre que viva de acuerdo con el pasado forzosamente sentirá aburrimiento, falta de sentido, y una especie de angustia: «¿Qué hago aquí? ¿Por qué sigo vivo? ¿Qué pasará mañana? ¿Será otra repetición del día de hoy? Y hoy es una repetición de ayer». Entonces, ¿qué sentido tiene? ¿Por qué ir arrastrándote de la cuna a la tumba en la misma rutina?

Esto es perfecto para búfalos y monos, porque no tienen memoria del pasado y no tienen ni idea del futuro. No se sienten aburridos, porque para eso se requiere cierta conciencia. Esta conciencia sabe que lo hiciste ayer, lo estás repitiendo hoy y volverás a hacerlo mañana; porque no sales del pasado, no lo dejas morir, lo mantienes vivo. Éste es el dilema que todo el mundo enfrenta en la vida y la única solución es dejar que muera el pasado.

En la vida de Jesús hay una historia muy hermosa. Llega a un lago; es por la mañana, el sol todavía no ha salido y un pescador va a lanzar su red al agua. Jesús le pone la mano en el hombro y le dice: —¿Cuánto tiempo vas a seguir haciendo lo mismo? Cada día, mañana, tarde y noche, no haces otra cosa que pescar peces. ¿Piensas que la vida está hecha para esto?

—Nunca lo había pensado —responde el pescador—, pero ahora que me has planteado la pregunta, puedo entender lo que quieres decir, que la vida debe ser algo más.

—Sígueme y te enseñaré a ser pescador de hombres —dice Jesús—. El hombre miró en los ojos de Jesús... tal profundidad, tal sinceridad, tanto amor que no se podía poner en duda a aquel hombre, tal silencio rodeándole que uno no puede decirle que no. El pescador lanzó su red al agua y siguió a Jesús.

Cuando salían de la ciudad, llegó un hombre corriendo y dijo al pescador: —¡Vuestro padre que llevaba tantos días enfermo acaba de morir! ¡Venid a casa!

El pescador preguntó a Jesús: —Dame tres días para poder hacer los rituales que se esperan de un hijo cuando muere su padre. Y ésta es la frase que quiero que recordéis: Jesús dice al pescador: —Dejad que los muertos entierren a los muertos, tú ven conmigo.

¿Qué quiere decir? «Toda la ciudad está llena de gente muerta; ellos se encargarán del sepelio de tu padre. Tu eres necesario en otra parte, ven conmigo».

A cada momento hay algo que se muere. No seas coleccionistas de antigüedades; dejad de lado lo muerto. Seguid la vida, fluid con la vida, con vuestra totalidad e intensidad, y nunca afrontaréis ningún dilema, ningún problema.


Zen Tarot de la Transformación
(www.osho.com)

P.O.I.